Blas Cabrera, físico, humanista y profesor

Einstein-y-Cabrera-pasean-por-Madrid_image2_380

En la fotografía aparecen dos hombres recorriendo las calles de Madrid. Uno de ellos es el  célebre Premio Nobel de Física Albert Einstein, al otro, por desgracia, nos cuesta identificarlo. Nos resulta difícil reconocer a Blas Cabrera, el padre de la Física Moderna en España. Un gran científico que, durante la primera mitad del siglo XX, contribuyó a la ciencia con importantes aportaciones propias, llevó a cabo una prolífica labor divulgativa de la Relatividad y la Mecánica Cuántica y logró que las investigaciones en Física y Química que desarrollaban en el territorio español despertasen interés a nivel mundial. Una persona cuya historia forma parte de la cultura científica, cuyo recuerdo debería permanecer.

Blas Cabrera Felipe, el primer hijo del abogado y notario Blas Cabrera Topham y de Antonia Felipe Cabrera, nació en Arrecife el 20 de mayo de 1878. Todavía era un niño que correteaba por las calles del lugar cuando la familia se trasladó a Tenerife. Los motivos del cambio de residencia se desconocen. Pudo ser debido a una mejora en las condiciones laborales del cabeza de familia, a una mayor proximidad a los centros de enseñanza secundaria y a las Universidades de La Laguna, dónde algún día podrían ir a estudiar sus hijos, o por razones derivadas de asuntos políticos. En cualquier caso, el ambiente cultural de Blas mejoró en la mudanza. Inició su aprendizaje en una de las dos escuelas de primaria de Arrecife aunque, debido al traslado y a la pésima situación de la educación pública, se formó, principalmente, con profesores privados. La posición social y económica de su familia se lo podía permitir.

Blas era inquieto y revoltoso y no sentía especial interés por los estudios. Prefería salir a jugar a la plaza que someterse a la disciplina de las aulas o encerrarse en casa. Aún así, continuó su formación completando la Enseñanza Secundaria, a los 16 años, con un expediente destacable. Sin embargo, los comentarios de sus profesores, que acompañaban el documento, señalaban la poca atención que prestaba en las clases. Sólo el profesor de Física y Química resaltaba la especial afición e interés de Blas por sus materias. Subrayaba también,  la meticulosidad de su trabajo en el laboratorio. Esto último, no deja de ser remarcable puesto que, años más tarde, realizaría todos sus hallazgos en base a resultados experimentales. Pero en aquel entonces, sus padres, esperanzados con que su hijo siguiese la carrera familiar y se hiciese notario, no percibieron la atracción del joven por la experimentación. Pero no fue la única pasión que descubrió en el instituto. Allí también conoció al amor de su vida y su futura esposa María Sánchez Real. Por fin, el 17 de septiembre de 1894, obtuvo el Título de Bachiller y se trasladó a Madrid a cumplir el sueño paterno.

Allí, mientas iniciaba la carrera de Derecho, entró en contacto con el ambiente científico de Ramón y Cajal. La asistencia a sus tertulias cultural-científicas del Café Suizo le hizo cambiar su interés por el estudio de las leyes jurídico-sociales por el de las naturales. Abandonó la carrera de Derecho para matricularse en Física y, cuatro años más tarde, se licenció en Ciencias Físico Matemáticas por la Universidad Central de Madrid. En 1901 se doctoró en Ciencias Físicas con la tesis: “Sobre la variación Diurna de la Componente Horizontal del Viento”, que fue calificada de Sobresaliente y dotada con el Premio Extraordinario. Ese mismo año sacó la plaza de profesor ayudante de Electricidad en la Facultad de Ciencias y en 1905 la de catedrático de Electridad y Magnetismo en la Universidad de Madrid. Para entonces ya había publicado numerosos estudios científicos en la Revista de la Sociedad Española de Física y Química, de la que fue socio fundador en 1903. Sus trabajos se centraron en la investigación de las propiedades de los electrólitos, la variación de la resistencia de los metales en el interior de los campos magnéticos y las propiedades magnéticas de la materia.

Don Blas Cabrera y Felipe Catedrático de Física Teórica y Experimental - Foto Oficial de la Facultad de Ciencias

Foto Oficial de la Facultad de Ciencias

En 1910 ingresó en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, leyendo el 17 de abril, el discurso: “El éter y sus relaciones con la materia en reposo”. Desde entonces empezó a publicar trabajos, sobre el principio de la relatividad. Un año más tarde, consiguió su primer  cargo de responsabilidad al ser nombrado Director del Laboratorio de Investigaciones Físicas creado por la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas y en 1912, pensionado por la misma Junta , viajó a Zurich para aprender del mayor experto en magnetismo de la época, Pierre Weiss. De aquel encuentro surgió una buena amistad entre ambos científicos y las investigaciones de Cabrera pasaron a orientarse hacia el campo de la Magnetoquímica.

En 1915 recorrió Sudamérica, en compañía del Ministro de Instrucción Fernando de los Ríos, como mensajero cultural de España. Durante el viaje ofreció conferencias científicas en un gran número de países como México, Perú, Colombia o Argentina y obtuvo diversas distinciones.  Fue nombrado Doctor Honoris Causa en varias universidades, Profesor Honorario en las de México y Buenos Aires y miembro de las Academias de Ciencias de Lima y Bogotá. Su prestigio como científico iba en constante aumento. En 1916 se convirtió en Presidente de la Sociedad Española de Física y Química e inauguró en México el Instituto Hispanoamericano, como Profesor Extraordinario. Dos años más tarde la Universidad de Estraburgo le nombró Doctor Honoris Causa y en 1921 pasó a ser miembro del Comité Internacional de Pesos y Medidas, con sede en París. Ese mismo año, en el discurso de apertura del curso 1921-1922 de la Real Academia de Ciencias de Madrid denominado “Sobre el estado actual de la Física”, mostró su total aceptación de la teoría de la relatividad. A diferencia de lo expresado en conferencias de años anteriores, asumió, por fin, la desaparición del éter como hipótesis.

El año 1923 fue uno de los años más importantes en la vida de Blas Cabrera. Einstein llegó a Madrid el 1 de marzo y Blas Cabrera ejerció de anfitrión durante toda su visita a la capital. La presentación oficial tuvo lugar el día 4 en la Real Academia de Ciencias. Allí, ante la presencia del rey Alfonso XIII, Cabrera expuso el trabajo del premio Nobel de Física ante los allí presentes. La precisión con que lo hizo conmovió al genio de la relatividad: “Vuestras palabras han llegado a lo más hondo de mi corazón porque demuestran la forma consciente y cariñosa con que habéis estudiado el trabajo de mi vida haciéndoos eco de la frase del poeta: Queremos recibir menos alabanzas, y, en cambio, que se nos lea con aplicación”.

Einstein estaba en lo cierto, Cabrera había estudiado concienzudamente la teoría de la relatividad, convirtiéndose en el introductor de la misma en el territorio español. Su libro Principio de relatividad, editado por la Residencia de Estudiantes, puede considerarse uno de los mejores libros escritos sobre relatividad en esa época y el más completo publicado en España hasta entonces. Una obra compleja con una clara voluntad pedagógica, que entrelazaba los aspectos históricos con los conceptuales. La finalidad del libro consistía, en palabras de su autor, en “… llevar al ánimo de mis oyentes y lectores la convicción de que las alteraciones impuestas por el principio de relatividad en los conceptos fundamentales de la Filosofía natural están impuestas por la observación y la experiencia, y vienen a depurar nuestro conocimiento positivo de ciertos postulados que subrepticiamente se introdujeron en él.” Es decir, pretendía demostrar que el principio de relatividad debe ser un postulado necesario de la Filosofía natural. Fue su gran contribución a esta teoría puesto que a partir de entonces se limitó a elaborar artículos de carácter divulgativo y a impartir cursos.

606828

Por lo que respecta a su faceta como investigador, uno de sus trabajos más significativos fue el de las medidas de los momentos magnéticos de los iones de las Tierras Raras. La  interpretación teórica del experimento,  fue desarrollada por Van Vleck, que se refería a Cabrera como “el físico que hizo el experimento adecuado en el momento oportuno”. Por aquel entonces, nuestro físico también investigaba otros problemas como el mecanismo de la disociación electrolítica, la resistencia eléctrica de los metales ferromagnéticos, la génesis de los elementos químicos, etc.

El refrendo social de la física en España que supuso la visita de Einstein, condujo a que, tres años más tarde, la Fundación Rockefeller decidiese donar créditos al Estado español para la creación de un Instituto que albergase las investigaciones que se desarrollaban en el ‘viejo’ laboratorio que dirigía Cabrera. Este último se encargó de conseguir las instalaciones idóneas para el nuevo Instituto Nacional de Física y Química que fue inaugurado el 8 de febrero de 1932 por Fernández de los Ríos. Su organización se dividió en 6 secciones distribuidas entre la Física y la Química: Electricidad, Rayos X, Química Física, Espectroscopía, Química orgánica y Electroquímica y supuso una gran contribución en el  avance del estudio de la Física y Química experimental en España.

Blas Cabrera se había ganado una merecida reputación en la comunidad científica española pero no fue hasta la publicación de “El Átomo y sus propiedades electromagnéticas” , en 1927, que contó con una verdadera proyección internacional, convirtiéndose en uno de los físicos más brillantes de la época. Buena prueba de ello es su elección como Académico de Ciencias de París en 1928 y su posterior nombramiento como miembro del Comité Científico de la VI Conferencia Solvay de FísicaDicho comité estaba formado por 9 destacadas personalidades del campo de la Física y su candidatura había sido propuesta por los premios Nobel Marie Curie y Albert Einstein. Blas Cabrera participó en la VI Conferencia Solvay sobre Magnetismo con el tema “Las propiedades magnéticas de la materia”, se mantuvo en el Comité durante la preparación de la VII Conferencia que tuvo lugar en 1933 para estudiar la “Estructura y propiedades de los núcleos atómicos” y participó en la organización de la VIII Conferencia bajo el tema “Partículas elementales y sus interacciones” que debía celebrarse en 1939, pero que fue suspendida a causa de la Segunda Guerra Mundial.

Congreso de Solvay 1930

Congreso de Solvay 1930. Blas Cabrera es el tercero, empezando por la derecha, de la primera fila.

Congreso de Solvay 1933

Congreso de Solvay 1933

En esa época también recibió otros cargos y responsabilidades de alto nivel como el puesto de Secretario del Comité Internacional de Pesos y Medidas, el de Presidente de la Academia de Ciencias de Madrid o el ingreso en la Real Academia Española, ocupando el sillón de Don Santiago Ramón y Cajal.

La insurrección de 1936 le sorprendió durante su rectorado en la Universidad Internacional de Verano de Santander, de la que había sido uno de sus fundadores. La creación de la misma en 1933, generó un brote de actividad intelectual que se prolongaría hasta la Guerra Civil. Cabrera tuvo que pasar por Francia para poder regresar a la zona de Madrid. Pero un año después decidió exiliarse a París donde permaneció hasta 1941. Mientras tanto, el bando franquista, mediante Orden Ministerial, le depuró como catedrático “por su pertinaz política antinacionalista y antiespañola en los tiempos precedentes al Glorioso Movimiento Nacional” e hizo presión para que abandonase el Comité Internacional de Pesos y Medidas. Esta situación dejó a Cabrera moralmente hundido y decidió tomar rumbo a México.

En la capital azteca, recibió una calurosa acogida en la Universidad Nacional Autónoma de México donde ejerció de Profesor de Física Atómica y de Historia de la Física. Allí siguió con sus investigaciones científicas al lado del profesor Vallarta, un joven físico mejicano especialista en el estudio de la radiación cósmica. En 1944, la institución Cultural Española de Buenos Aires publicó su último libro, El Magnetismo de la Materia y, un año después,  el 1 de agosto de 1945, falleció a consecuencia de la enfermedad de Parkinson.

Blas Cabrera, que tanto había contribuido en mejorar la situación de la ciencia española y darla a conocer a nivel internacional, murió sin ver cumplido el deseo de volver a su país.

8bd69d0690fe291fb0ab0143c495e4a9

Publicado en Cultura científica, Electrónica, Electromagnetismo, Estado Sólido, Geofísica, Historia de la Ciencia, Superconductividad | Etiquetado , , , | 9 comentarios

“Personas con Papeles”, mi colaboración en La Buhardilla 2.0 (@buhardilla)

laurabuhardillera copy

Me hace muchísima ilusión anunciaros que hoy me he estrenado como narradora de la sección Personas con Papeles de La Buhardilla 2.0. Soy una admiradora incondicional del programa desde que lo descubrí hará dos años y estos últimos meses, ha sido un gran honor poder contribuir en él con algún platito del día.

La colaboración en Personas con Papeles es mucho más de lo que podía imaginar. Entre nosotros, nunca hubiese soñado que iba a tener mi rinconcito semanal en el pograma y se agradezco infinitamente a Kike, Abraham, Javi y Álvaro que hayan confiado en mí. Me siento feliz y emocionada. Sé que estoy en parvulario de podcaster y que, al igual que en el caso de Pa ciència, la nostra, no merezco colaborar en los mejores programas de divulgación científica. Pero significa demasiado para mí y no voy a perder esta oportunidad. Voy a hacer todo lo posible por mejorar, por no defraudarles y por ofreceros lo mejor de mí misma.

La sección, como supondréis los habituales del blog, me interesa de forma especial puesto que uno de mis objetivos al divulgar es dar a conocer el lado humano de la ciencia. Hacer visibles a aquellos científicos que, injustamente, han caído en el olvido. La historia de la ciencia se ha tejido con muchos nombres, “Personas con papeles” pretende recordarlos y otorgarles el reconocimiento que merecen.

Finalmente quiero dar un agradecimiento especial, por confiar en mí, a aquellos oyentes buhardilleros que pidieron que me ocupase de la sección o que me han dado su cariño y apoyo cuando he participado en el programa. Estas muestras de afecto se llevan muy dentro.

¡¡Nos escuchamos los sábados!!

labuhardillaconpizarra

Publicado en Cultura científica, Divulgación, Historia de la Ciencia, Radio | Etiquetado , | 7 comentarios

Láser naranja por Álvaro Peralta (@ribap)

Conocí personalmente al Doctor en Física Álvaro Peralta en la primera edición del evento de Ciencia Jot Down y me reencontré con él, ese mismo día, en la celebración del Pograma 100 de La Buhardilla 2.0. Álvaro, es una persona increïble, un gran científico que siente pasión por lo que hace y te la transmite cuando conversas con él. Es un viajero incansable que se licenció en Física en la Universidad de Sevilla, se doctoró en Universidad de Kaiserslautern (Alemania) y ha vivido en Atenas, Creta, Bilbao y, actualmente, en Salamanca dónde comparte la aventura del Centro de Láseres Pulsados (CLPU). Todo su trabajo ha girado en torno a los láseres y cuando habla o escribe sobre ellos se nota que le fascinan. Es un gran investigador que también cuenta con mucho talento para divulgar y expresar todo lo que sabe. Buena prueba de ello son sus colaboraciones en blogs tan importantes como Desayuno con Fotones o Cuentos Cuánticos. Como comprenderéis, para mí es un verdadero lujazo que haya querido participar en Los Mundos de Brana. Muchísimas gracias, Láserman.

Hace unos dos meses salió una noticia en prensa sobre el uso de un láser de color naranja para mejorar las capacidades del observatorio del Teide en Tenerife. De una forma bastante rimbombante se describía como usando este láser se podrían crear “estrellas artificiales” que ayudarían a mejorar las resolución de los grandes telescopios. “¿Estrellas artificiales? ¿Láseres y grandes telescopios?” me preguntaba yo mientras leía un tanto confundido la noticia en los medios generalistas. En esos momentos el superhéroe que llevo dentro, Laserman, decidió que debía pasar a la acción y poner un poco de orden entre tanto batiburrillo de ideas y explicaciones a medias. ¡Vamos a ello!

Lo primero que tenemos que tener claro es el problema al que se enfrentan los telescopios terrestres. La luz emitida por una estrella al pasar por la atmosfera terrestre se “deforma” produciendo una imagen menos nítida en el telescopio de la que debería. En términos técnicos, la atmosfera produce una deformación del frente de ondas, definiéndose el frente de ondas como el conjunto de puntos de un medio que son alcanzados en el mismo instante por una onda.

0064

Esta deformación del frente de ondas produce una perdida muy significativa en la calidad de las imágenes que se pueden obtener. No es difícil imaginar que esta es una de las ventajas, ¡y de las grandes!, del telescopio espacial Hubble ya que al estar fuera de la atmósfera elimina la fuente más importante de deformación del frente de onda.

Galaxia NGC7469

Galaxia NGC7469

Pero no desesperemos que como casi todo en esta vida el problema tiene solución. La solución viene dada por la óptica adaptativa. De una forma sencilla la óptica adaptativa se podría definir como aquel conjunto de técnicas que corrigen las posibles deformaciones en un frente de ondas producidas por la propagación de este.

0062

Uno de los elementos más usados en óptica adaptativa son los espejos deformables. Estos espejos contienen una serie de actuadores, a mayor densidad de actuadores mayor calidad y por supuesto mayor precio, que deforman la superficie reflectante del espejo para así poder contrarrestar las distorsiones que contenga el frente de ondas que queremos observar.  De hecho para óptica de gran tamaño estos elementos son fundamentales para compensar la deformación que la gravedad produce en el espejo. Tenemos que pensar que la precisión necesarias es del orden de micras o incluso sub-micras.

0061

Espejo deformable

La forma habitual de trabajar es usar un “loop” entre las observación en el telescopio y el elemento adaptativo para poder maximizar la calidad de las observaciones. Como podemos observar la mejor en la calidad de las imágenes sorprendente.

La galaxia NGC 7469, observada sin, y con óptica adaptativa.

La galaxia NGC 7469, observada sin, y con óptica adaptativa.

Hasta aquí todo claro, pero ¿cómo podríamos mejorar la capacidad de los elementos de óptica adaptativa? ¿cómo podríamos saber a priori la deformación producida por la atmósfera en el frente de ondas? La respuesta parece clara: necesitamos conseguir un fuente de luz adicional. Y aquí es donde entran en juego los láseres.

laserman5

Para conseguir esa fuente de luz adicional (esas “estrellas” de las que se hablaba en la prensa) se excitan los átomos de sodio de la mesosfera a unos 90 kilómetros de altura mediante un láser de fibra de alta potencia con una longitud de onda de 589 nm (naranja).  Los átomos de sodio excitados al desembarazarse de la energía proporcionada por el láser, es decir al relajarse al estado fundamental, emiten luz por fluorescencia. Es precisamente esta luz la que se utiliza para poder conocer a priori la influencia de la atmósfera en las observaciones astronómicas. ¡Hasta otra!

Publicado en Astronomía, Óptica | Etiquetado , | Deja un comentario

Anexo a la Tertulia #m2podcast: Lista de Podcast de Ciencia

podcastciencia copyGracias a los podcast podemos disfrutar de contenidos interesantes dónde y cuándo nos apetece. Su escucha nos acompaña en los viajes y en los paseos, nos hace más amenas esas faenas del hogar que nos resultan antipáticas. Siempre que necesitamos pasar un buen rato están a nuestra disposición. Forman ya parte de nuestro quehacer cotidiano, de nuestro día a día.

Los podcast pueden aportarte información sobre temáticas que te gustan y despertarte interés por otras a las que no prestabas atención. La excelencia de los podcast de Ciencia los convierte en una herramienta eficaz para demostrar que los temas científicos son divertidos y atrayentes. Además, la gran diversidad que hay en cuanto a la forma de presentar los contenidos consigue que cualquiera pueda encontrar un programa “a su manera”.  Lo único que puede impedir que esto ocurra es que se desconozca la existencia de los mismos.

Por ello, la Tertulia Media2ciencia: Podcast de Ciencia de Luis Quevedo, que tuvo lugar por Hangouts el próximo jueves 14 de mayo a las 22h de la noche, fue muy interesante. En ella se analizó la situación actual del podcasting en castellano, se dieron consejos para quienes deseen empezar un podcast y se estudiaron las posibles opciones que existen para hacer de este un proyecto viable y sostenible. La tertulia contó con podcasters de la talla de Kike Silva [La Buhardilla 2.0], Carles Fernández [GeoNaufragos], Óscar Hernández [UniversoParalelo] y Antonio Martínez Ron [Catástrofe Ultravioleta]. El hashtag para seguirla en tuiter fue #m2podcast

Con el fin de dar mayor visibilidad a los podcast de ciencia, le pedí a Martin (@misteriodelacie) que me ayudase a elaborar una lista de todos los podcast científicos en castellano.  No se trata de una selección, los que no están es porque se nos han olvidado y os pido por favor que me los comuniquéis para que pueda añadirlos. Cada uno de ellos cuenta con el enlace a su blog o a su página de ivoox. Os invito a que los escuchéis, y descubráis el gran trabajo que se está haciendo en este formato.

¡Que la Ciencia invada las ondas!

 

LISTA DE PODCAST DE CIENCIA

Publicado en Radio | Etiquetado | 26 comentarios

Celebrando el 25 aniversario del Hubble en @Buhardilla

Hubble cartoon

El pasado sábado me colé en La Buhardilla 2.0 para asistir a la celebración del 25 aniversario del Hubble, analizar los resultados de la VII Encuesta de Percepción Social de la Ciencia del FECYT y hablar con el gran Alfred López, más conocido como el “Listo que todo lo sabe”. Os puedo asegurar que ya sé con quién no voy a jugar nunca al Trivial.

Por lo que a la encuesta se refiere, creo que es necesaria para tomar cartas en el asunto. Por ello, me gustaría que en dicho informe, se detallasen y valorasen las actuaciones que se han realizado tras la anterior consulta y se expusiesen nuevas líneas de actuación. Es imprescindible seguir fomentando a diario el interés por la ciencia y estudiar nuevos métodos para llevarlo a cabo. Está claro que queda mucho por hacer y creo que, precisamente La Buhardilla 2.0, es un ejemplo magnífico de cómo se puede atraer a la ciencia y ofrecer contenidos rigurosos al mismo tiempo. Para mí es un placer que me dejen participar en el programa.

cake

El platito del día fue un exquisito pastel de cumpleaños de Álvaro para el telescopio Hubble. Cocinó la historia desde el inicio, cuando el Hubble era sólo un proyecto. El camino que hubo que recorrer para hacerlo realidad fue toda una Odisea y sus primeros pasos en el espacio casi acaban con la mismísima NASA. No os lo perdáis, fue toda una aventura.

En la entrevista, me concedieron el honor de presentar a Alfred, un gran curioso que desde niño se ha interesado por descubrir el porqué de todo cuanto le rodea y posee un talento excepcional para comunicarlo a los demás. Durante el ratito que pasamos con él nos desveló algunas de las curiosidades de su segundo libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” e hizo una gran revelación. Pero no os preocupéis, no os la voy a explicar, no quiero haceros un spoiler del programa.

El-libro-‘Vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe’-en-los-medios-

La pregunta 137 para esta semana es: El gato de Schrödinger, ¿Está vivo o muerto? Recordaos de añadir la etiqueta #pregunta137 a la respuesta. Para mí está clara teniendo en cuenta que Schrödinger murió en 1961.

Para acceder al audio y leer con más detalles todos los contenidos del programa os enlazo a la entrada del Pograma 137 del blog de La Buhardilla 2.0

Publicado en Radio | Etiquetado | 2 comentarios

“La poderosa belleza de lo inalcanzable” por Antonio Lorenzo (@last_ulfhedinn)

enhanced-buzz-wide-7228-1429795328-9

Para celebrar que el telescopio Hubble lleva 25 años observando el Universo tengo el honor de contar con Antonio Lorenzo, un buen amigo que pertenece a la Asociación Astronómica del Bierzo, en Ponferrada. Durante este mes de mayo, la Asociación organiza una exposición con motivo del aniversario del telescopio en la que muestran diversas fotografías tomadas por el Hubble y un par de videos. Además, de cara a los más pequeños, todos los viernes de mayo ofrecen una actividad para colegios que consta de una pequeña charla sobre el Hubble y una observación solar.

Antonio ha realizado uno de los videos de la exposición y me ha concedido el deseo de presentarlo en el blog. Os dejo con sus palabras, con su forma de mostrar la poesía del Universo:

Hubble_25_with_title

Han pasado 25 años y nuestras preguntas siguen sin respuesta. Lejos de eso, las preguntas son cada vez más numerosas.

Cada vez que veo una imagen tomada por el Hubble, me imagino en caída libre hacia el fondo del conjunto de Mandelbrot, con sus paredes forradas de interrogantes.

El Hubble nos ha puesto ante los ojos pruebas convincentes de nuestro carácter infinitesimal, al menos cuantitativamente hablando, con respecto a la vastedad del universo conocido. Pero, ¿cómo podemos incorporar ese hecho a nuestro pensamiento?. ¿En qué medida afecta o debería afectar a nuestro comportamiento como especie y a nuestra relación con el entorno?. Veo una enorme distancia entre el hecho de ser infinitesimales y el que consigamos reconocérnoslo explícitamente a nosotros mismos.

Es indudable, por ejemplo, que hay un cambio climático y que nuestra especie tiene un papel innegable en el aceleramiento de los patrones de dicho cambio. Pero, en las escalas en las que nos empezamos a mover, ¿es esto motivo suficiente para considerar reprobable nuestro comportamiento como especie?. Porque se podría tener en consideración también que somos la única especie con capacidad suficiente para alterar todo nuestro contexto. De hecho, que yo sepa, somos la única especie capaz de atribuirnos un contexto.

Somos capaces de almacenar ingentes cantidades de conocimiento, pero nos mostramos más limitados a la hora de asimilarlo.

Con frecuencia, el ser humano se muestra cruel, descarnado y falto de aquellas características que le otorgan dicha condición. Pero también nos podemos mostrar magnánimos o implacables a la hora de juzgarnos a nosotros mismos. Lo que nos devuelve la condición de humanos.

Puede que en el camino que nos queda por recorrer como civilización tengamos que efectuar algún salto al vacío. Nos resultará extremadamente complicado porque este salto se opondrá diametralmente a todo lo que intentamos conseguir a través del conocimiento adquirido con nuestra capacidad de exploración, y que también creo que no es otra cosa que intentar pisar siempre sobre seguro. Pero no debemos perder de vista que ahí afuera, aparte de un vacío aterrador, existe una belleza que sólo nosotros somos capaces de apreciar.

Tras 25 años en órbita alrededor de nuestra casa, el Hubble nos ha dejado imágenes memorables. Me he permitido la libertad de recopilar algunos vídeos e imágenes y confeccionar un pequeño vídeo para conmemorar este aniversario. Os dejo con él y espero que lo disfrutéis.

 

Publicado en Astrofísica, Astronomía, Cosmología, Divulgación | Etiquetado , | 4 comentarios

“Llámalo Química”, Abraham en “Ciencia en el Bulebar”

20150215_122644A la ciencia le gustan los bares. Allí se muestra cercana y atractiva, tira por tierra la imagen de dama fría e inalcanzable. Sexy y divertida, consigue fascinar a quienes la descubren. Enseña lo bello y apasionante que es el mundo visto desde sus ojos.

Alberto Márquez, Clara Grima, Enrique Fernández Borja y Carlos García Vallejo, grandes científicos y divulgadores, la conocen bien y, desde octubre de 2013, la invitan al bar “El Bulebar” en la Alameda de Hércules de Sevilla. Allí se da a conocer a través de charlas originales, entretenidas y rigurosas de brillantes divulgadores. Encuentros especiales entre la ciencia y la sociedad que pueden verse en streaming y son grabados para que todo el mundo pueda disfrutar de ellos en cualquier momento.

lbpabulebar1El pasado lunes, el  químico, casi-ingeniero de materiales y divulgador “podcasteril” en La Buhardilla 2.0, Abraham Vargas, dio una charla, sencillamente, magistral. Con un hilo narrativo muy bien elaborado y una gran dosis de creatividad y humor, mantuvo el interés de la audiencia en todo momento mientras enseñaba qué es la Química y aclaraba un gran número de conceptos que suelen interpretarse erróneamente. Logró cautivar al público y cumplir su objetivo: denunciar la quimifobia y a aquellos que se sirven de ella para hacer dinero. Mostró, de una forma atractiva y amena, que todo cuanto nos rodea es Química.

DSCF5896_lzn_modMe gustaría destacar la exquisita pirueta narrativa que hizo al valerse del vaso de agua para cambiar de tema y pasar a hablar de la amatista. Fue una filigrana tan bien ejecutada que a muchos les pasó inadvertida.

Otro punto a favor fue la presentación en power point. Nos advirtió de que era pésimo haciendo presentaciones pero, en realidad, la sencillez de la misma contribuía al ambiente de complicidad que estaba creando y cumplía con la regla de oro de toda buena presentación: servía como mero apoyo visual a lo que era verdaderamente importante, su exposición.

DSCF5903_lzn_modEn resumen, con unas tablas propias de un ponente experto, se metió a la gente en el bolsillo y consiguió que disfrutasen aprendiendo. Abraham dijo que era un químico “de los malos” (porque no ha trabajado “de lo suyo”) y yo digo que ha vuelto a dejar claro que es un divulgador de PRIMERA CATEGORÍA.

“Cada vez que alguien se pasa por el forro a la ciencia se está pasando por el forro la vida de millones de personas que se han dedicado a trabajar por la ciencia y transmitirnos un legado.” Abraham Vargas

dscf5905_lzn_modQuiero dar las gracias a los responsables de “Ciencia en el Bulebar” por darme total libertad para publicar las fotografías y los vídeos que os enlazo a continuación. En su blog podéis encontrar muchas más fotografías del evento así como el resto de charlas que se han hecho y que son imprescindibles.

Sé que os gustará la charla, es fabulosa.

Vídeo de buena calidad de Ciencia en el Bulebar:

 Vídeo del streaming:

Publicado en Cultura científica, Química, Videoteca | Etiquetado , | 2 comentarios