Únete a Cienciaterapia y cambia el mundo

Fotografía de Cienciaterapia

Fotografía de Cienciaterapia

En cierta ocasión tuve la oportunidad de leer un mensaje tan sencillo como ilusionante: «Todo el mundo puede cambiar el mundo». No importa dónde viva la persona ni sus creencias. Nada afecta si tiene unas aficiones u otras. Tampoco su situación laboral o su edad. Se trataba de un mensaje en el que todos estamos incluidos. También tú y yo.

Jesús Ángel Gómez, Presidente de Cienciaterapia

Recuerdo la impotencia de la inmovilidad. El miedo y el dolor agudo de aquellos días. Las horas interminables en la habitación. La tristeza. También la presencia de mis seres queridos, sus caricias, sus ánimos. Las sonrisas y la amabilidad del personal. En un mundo blanco donde el futuro tiembla, son muchos los niños que añoran la vida que han dejaron fuera, que necesitan recuperar la ilusión, abrir ventanas para que entre la luz y el cariño.

Paciente

Carson Ross
Fotografía de un paciente

El pasado julio recibí la carta de bienvenida como socia de Cienciaterapia, una Asociación Sin Ánimo de Lucro que lleva la divulgación de la ciencia a las plantas de pediatría de los hospitales para ofrecer el mejor acompañamiento posible a pacientes y familiares y fomentar vocaciones científicas a las edades más tempranas.

La colaboración de los socios permite realizar multitud de actividades que hacen posible su labor hospitalaria: comprar materiales y reactivos para los talleres de ciencia, organizar jornadas formativas para los Cienciaterapeutas, adquirir material publicitario para las campañas de sensibilización, dotar de seguros de responsabilidad civil a los voluntarios, participar en eventos de difusión, costear desplazamientos, material de oficina, gastos administrativos, mantenimiento de la página web, etc.

Fotografía de Cienciaterapia

Fotografía de Cienciaterapia

Jesús Ángel Gómez, presidente de la Asociación e impulsor del proyecto, me concedió una entrevista para el blog de Next Door en la que explicó de primera mano cómo nació y ha evolucionado Cienciaterapia, sus objetivos presentes y futuros, la preparación y formación de los Cienciaterapeutas, la selección de los hospitales en los que ofrecen los talleres, las fuentes de financiación, y lo que a mi juicio es más importante: las distintas formas en las que se puede colaborar para que este proyecto siga adelante y pueda seguir mejorando la estancia de los pequeños hospitalizados y sus familiares.

Os invito a leer la entrevista de Jesús Ángel Gómez y descubrir cómo podéis contribuir a cambiar el mundo.

Carta de bienvenida como socia.

Carta de bienvenida como socia.

Sobre mi escritorio tengo el llavero solidario que me entregaron como gesto de agradecimiento al asociarme y que representa cada una de las historias de superación que estos grandes luchadores viven a diario.

Nuestro deseo es que a largo plazo Cienciaterapia sea la iniciativa de referencia nacional en la divulgación científica en centros hospitalarios y que en los próximos años los pacientes que hoy disfrutan de nuestros experimentos sean el día de mañana científicos e investigadores que contribuyan a crear una sociedad mejor. No habría mayor satisfacción para nosotros que dentro de 20 años alguien nos dijera que se dedica a la ciencia gracias a nuestro paso por el hospital. Decía Carl Sagan que «la imaginación nos lleva a menudo a mundos que nunca fueron, pero sin ella no vamos a ninguna parte». Seguiremos trabajando para que esos mundos que imaginamos puedan hacerse realidad.

Jesús Ángel Gómez, Presidente de Cienciaterapia

Publicado en Cultura científica, Divulgación | Etiquetado , , | Deja un comentario

Augusto Arcimís, ampliando horizontes

La entrada de la Restauración borbónica en 1874 llevó a una regeneración científica e industrial que se tradujo en una mejora del bienestar de la población. La Institución Libre de Enseñanza jugó un papel destacado en el proceso de renovación contraponiendo el libre pensamiento a las concepciones dogmáticas del pasado. Por lo que se refiere a la astronomía y la meteorología, el último cuarto del siglo XIX fue un periodo de iniciativas tan interesantes como la creación del Instituto Central Meteorológico (1887) o la implantación de los estudios de astronomía física y de dinámica de la atmósfera. La trayectoria científica y vital de Augusto Arcimís Wehrle, permite analizar el desarrollo de ambas disciplinas puesto que el científico puso todo su empeño en ampliar sus horizontes, haciendo frente a la ciencia oficial establecida hasta entonces. No obstante, Arcimís no se limitó a estas materias, sino que cultivo una vasta y variada gama de campos de saber. Fue un hombre de convicciones avanzadas, un hombre comprensivo, tolerante, y luchador que siempre proporcionaba una conversación instructiva y amena.

Arcimis

Nació en Sevilla en 1844, en el seno de una familia acomodada cuya cabeza era un comerciante de origen vasco-francés. Cuando Augusto contaba apenas con cuatro años, la familia se trasladó a Cádiz con el fin de ofrecer al pequeño una formación elitista y severa que le permitiese acceder a los estudios con más porvenir económico (Farmacia, Medicina) y administrar los negocios familiares. Ingresó en el distinguido Colegio marianista de San Felipe Neri, donde, bajo un ambiente de rigurosa disciplina, adquirió una alta formación de idiomas. Tras concluir el bachillerato, entró en la recién inaugurada Facultad de Farmacia y se doctoró, aunque nunca ejercería como farmacéutico.

Las condiciones económicas de su familia le permitieron visitar los mejores observatorios de Francia, Alemania e Inglaterra quedándose a vivir en Londres durante un tiempo. Esta ruta le generó tal interés por la astronomía y la meteorología que, de regreso a Cádiz, instaló un observatorio en su casa conocido familiarmente como la Specola.

A partir de 1874, Arcimís empezó a trabar amistades con reconocidos astrónomos de talla internacional y a integrarse en círculos académicos prestigiosos para, desde esa posición, desarrollar una intensa actividad astronómica. Publicó un importante número de artículos en revistas extranjeras acreditadas con el fin de introducir sus planteamientos pioneros y avanzados. En todos ellos se expresaba con suma humildad, dejando claro que disponía de medios modestos. Carencias que no impidieron que se ganase el reconocimiento de astrónomos ilustres gracias al rigor con el que efectuaba sus observaciones. En estos primeros escritos defendía la importancia de la técnica espectroscópica a la hora de comprender la composición química de las estrellas y catalogarlas según sus espectros luminosos.

Su “tour” europeo y el contacto con científicos de prestigio, especialistas de la astronomía física, resultó esencial en su concepción astronómica. Como él mismo manifestaba por carta a su gran amigo Francisco Giner de los Ríos, “yo aguardo como aquél la última moda para hacerme mi vestido intelectual”. Su relación con Francisco Giner de los Ríos se fraguó cuando ambos vivían momentos muy duros. Arcimís y su esposa Elodia pasaban por una situación económica complicada en el negocio familiar de vinos y sufrieron la pérdida de tres de sus hijos entre 1875 y 1878; mientras que Giner se hallaba confinado en el Castillo de Santa Catalina, con motivo de las disposiciones del Ministro Manuel Orovio contra la libertad de enseñanza. Pero su encierro no impidió que mostrase sinceras muestras de apoyo a Arcimís, que agradeció de corazón. La amistad con Francisco Giner de los Ríos marcó la trayectoria científica y humana del científico sevillano.

Continúa leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica…

Publicado en Astronomía, Meteorología | Etiquetado , | Deja un comentario

«Disecciones», Next Door se adentra en el país de los enfermos

Fotografía artística del libro Disecciones

«Hay sólo dos países: el de los sanos y el de los enfermos»

Enrique Lihn

Hace unas semanas, cuando volvía a releer, una vez más, la maqueta de Disecciones, mi pareja me preguntó de qué me estaba riendo. Tenía una sonrisa de oreja a oreja, una de esas sonrisas que te iluminan la cara y que sólo pueden ser fruto de un sentimiento: la felicidad plena.

Me sentía agradecida a Oihana Iturbide por darme la oportunidad de trabajar en algo que me apasiona, a los diez autores por poner en sus relatos talento y corazón, a la diseñadora Nekane Irujo por encontrar el vestido adecuado a cada texto, por convertir el libro en una obra de arte. Me sentía orgullosa de haber contribuido en la creación de esta joya.

Cubierta posterior

Disecciones es el primer libro que veo “nacer” como coordinadora de Next Door y cumple el objetivo que perseguía cuando me embarqué en este proyecto: ofrecer a los lectores lo que merecen, lo mejor. Pude sostenerlo por primera vez entre mis manos en el evento Ciencia Jot Down y casi me saltan las lágrimas. Es un pedazo de mi sueño.

Sus personajes habitan el país de los enfermos, ese territorio que fingimos lejano y que en demasiadas ocasiones se convierte en nuestro hogar. Una morada al borde del precipicio en la que aprender a sobrevivir a diario. Los diez relatos que forman Disecciones recorren sendas diferentes del territorio de la enfermedad, muestran diversas formas de convivir con ella y hacerle frente.

Las páginas de La carta de José Ramón Alonso, Ane y Carlos de Marta Macho-Stadler y El ala de Natalia Ruiz Zelmanovitch hablan de amor, del dolor por la pérdida de los seres queridos y de esperanza. Los monólogos interiores de Al otro lado de Juan Gracia Armendáriz, El suelo de Xurxo Mariño y Mati de Angélica Pérez reflexionan sobre el sentido de la vida y la pérdida de la salud. Nos estremecen los thrillers impactantes de Fátima Casaseca (La paciencia) y Miguel Santander (El Impostor) y viajamos a futuros inquietantes de la mano de las distopias 147 decibelios de Javier Peláez Pérez e Iteración 51 de César Tomé.

Y eso no es todo. Antes de iniciar el trayecto por esta montaña rusa emocional que conforman los relatos, nos encontramos con el prólogo ingenioso y exquisito del todoterreno del periodismo José A. Pérez Ledo. El texto perfecto para dar paso a un libro que atrapa de principio a fin, que acaricia y golpea.

Fotografías de la presentación de «Disecciones» en Sevilla

Fotografías de la presentación de «Disecciones» en Sevilla

Disecciones se presentó en la librería La Extravagante de Sevilla, mi ciudad adoptiva, en el marco de la tercera edición del evento Ciencia Jot Down. Tuvimos el honor de contar con dos padrinos de lujo: Ángel L. Fernández y Javier Burgos y con muchos amigos y lectores de la editorial que quisieron compartir ese momento tan especial con nosotros. Pero habrá más encuentros y todos ellos van a tener un carácter diferenciado y particular. De momento, no puedo adelantar nada. Os mantendremos informados a través de la página web de Next Door y la newsletter semanal de los suscriptores.

Con la jefa Oihana Iturbide, mi amiga.

Con la jefa Oihana Iturbide, mi amiga.

Sé que esta no es una entrada de divulgación al uso y puede que experimentéis cierto abandono por mi parte al haber bajado la frecuencia de publicación del blog. No os sintáis así, siempre os tengo presentes. Por ello publiqué la magnífica entrada de Abraham y doy lo mejor de mí misma en Next Door. Por este motivo he querido hablaros de un libro que es tan importante para mí.

Para agradeceros que sigáis visitando estos mundos que ya habéis hecho vuestros, voy a sortear un ejemplar de Disecciones entre todos aquellos que contribuyáis a esta entrada con un comentario sobre aquella obra literaria, pintura, canción o película que más os haya gustado cómo aborda el tema de la enfermedad.

Para daros tiempo a pensar en ello y comentar con calma, tenéis hasta el próximo jueves 7 de julio para participar. El viernes 8 tendrá lugar el sorteo.

Gracias por seguir aquí.

¡Espero vuestros comentarios!

 

Publicado en Divulgación, Libros | Etiquetado , | 24 comentarios

«Anteros y el aluminio» por Abraham Vargas

En este blog, ya hemos disfrutado de la divulgación de Abraham Vargas en La Buhardilla 2.0 y de su extraordinario estreno como conferenciante en Ciencia Bulebar. En esta ocasión nos ha hecho otro regalo: su primer artículo divulgativo, una pieza exquisita que muestra que es capaz de acercar la ciencia con brillantez en todos los formatos.

Thomas W Schaller «London Fog» Se ve el Big Ben entre la niebla

Thomas W Schaller
«London Fog»

Londres, capital de Reino Unido, fue el destino de más de 17 millones de turistas en 2014 gracias al reclamo de sus sitios y monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como la Torre de Londres, Kew Gardens o el conjunto Palacio de Westminster – Abadía de Westminster – Iglesia de Santa Margarita, además de otros monumentos como Buckingham Palace y su mundialmente conocido cambio de guardia,  la catedral de St. Paul o Tower Bridge, por no olvidar British Museum, National Gallery o Tate Modern.

Como no toda visita a Londres ha de estar ligada a notables edificios históricos o museos de gran reputación mundial, la ciudad también ofrece pasear por zonas pintorescas y peculiares como Portobello Road, Camden Town o el distrito de Whitechapel, donde Jack el Destripador cometió sus horribles asesinatos a finales del siglo XIX, y, mal que me pese, un lugar destacado en las guías turísticas con letra en negrita: Piccadilly Circus.

Piccadilly Circus es una plaza o ampliación de confluencia de calles que se construyó en 1819 para conectar Piccadilly, una de las vías de salida más importantes de la ciudad (en la Edad Media era conocida como “camino a Reading” o “camino a Colnbrook”), con Regent Street, otra gran arteria de Londres repleta de tiendas y con gran afluencia de público local y foráneo.

Dario Moschetta «Picadilly Circus»

Dario Moschetta
«Picadilly Circus»

Hoy día, como indicaba anteriormente, Piccadilly Circus es un lugar de visita obligada aunque, permítanme mi opinión, no tiene nada, absolutamente nada que ofrecer al visitante si lo comparamos con los edificios, museos o barrios mencionados. Piccadilly es, disculpen la expresión, un puto infierno de gritos y alaridos, cuerpos que chocan, anuncios de neones horteras, estridentes megafonías, carteristas, tumulto, agobio, frenesí y que Dios Salve a la Reina. No hay nada digno de admirar en Piccadilly Circus excepto un rinconcito al sureste, entre Coventry Street y Regent Street: Shaftesbury Memorial Fountain.

Construida entre 1892 y 1893, Shaftesbury Memorial Fountain, una fuente de bronce rematada por la figura de un “ángel” que sostiene un arco, glorifica la memoria de Anthony Ashley-Cooper, séptimo Earl de Shaftesbury, político y filántropo británico del S. XIX. Algo que los turistas que llegan a Londres desconocen, aunque tampoco apostaría un brazo por que los londinenses lo sepan. Ni siquiera saben quién es el “ángel” que culmina la fuente.

Eros

Eros

Aunque es conocido popularmente como Eros la figura del ángel, creada por Alfred Gilbert, no representa al dios griego del amor carnal, sino a su hermano Anteros, dios del amor correspondido y vengador del amor no correspondido.

La fuente memorial fue inaugurada el 29 de junio de 1893 por el Duque de Westminster. Tras la Segunda Guerra Mundial fue trasladada a su actual ubicación, abandonando el centro de la plaza.

Pero, ¿qué tiene de especial este memorial, esta figura de un ángel que no lo es? La estatua de Anteros está considerada, si no la primera, una de las primeras estatuas elaboradas en aluminio.

El aluminio es un metal ligero, dúctil y maleable,  no ferromagnético; el tercer elemento más abundante en la corteza terrestre tras el oxígeno y el silicio y el primero de los metales. Aislado por primera vez en 1827 por el alemán Friedrich Wöhler, tras los infructuosos intentos del químico danés Hans Christian Ørsted, el aluminio fue un metal tan preciado que a finales del S XIX tenía un precio similar a cinco veces el del oro. Tan alto era su valor que Napoleón III tenía, según dicen, una cubertería de aluminio que sólo empleaba con sus invitados más ilustres. El resto tenía que emplear cubiertos de “vulgar” oro.

El aluminio raramente se presenta en la naturaleza de forma nativa, es decir, formando cristales puros como sí hacen otros metales como el cobre, la plata o el oro, pero se encuentra formando parte de diferentes minerales como feldespatos, plagioclasas y micas o en forma de óxido, alúmina, componente fundamental de las arcillas. Esta alúmina puede encontrarse también formando agregados cristalinos puros y recibe el nombre de corindón, al que se denomina rubí, si presenta un color rojizo debido a impurezas de cromo, o zafiro, si posee color azul, amarillo, morado, naranja o verde debido a la presencia de diferentes metales en su estructura. Pero el rubí y el zafiro son excepciones, lo usual es que el corindón sea un agregado opaco blanco o parduzco.

Bauxita

Bauxita

A pesar de las diferentes formas en que se encuentra el aluminio, existe una fuente casi exclusiva para extraerlo como metal, la bauxita, una roca formada por óxidos de aluminio amalgamados con óxidos de hierro y titanio además de caolinita, un mineral arcilloso.

A día de hoy el aluminio es un material corriente y nadie lo consideraría un metal precioso. A fecha actual tiene un precio de entre 1400 y 1500 euros la tonelada, pero en 1888 un kilogramo de aluminio costaba 10’71 USD de la época, más de 200 USD actuales. Sin embargo en 1893 el precio del aluminio bajó estrepitosamente a 1’72 USD / kg. ¿Cómo pudo suceder esto?

Trasladémonos a mediados de la década de 1880. Por aquel entonces la única forma conocida de extraer aluminio puro consistía en calentar a vacío alguna mena de aluminio junto a sodio o potasio. Este sistema era técnicamente complejo y costoso pero en 1886 Charles Martin Hall y Paul Héroult desarrollaron, de forma independiente y simultánea, un método para obtener aluminio a escala industrial, lo que abarataba los costes de producción y, por tanto, su precio de venta.

Charles Martin Hall y Paul Héroult

Charles Martin Hall y Paul Héroult

Este método, conocido como proceso Hall–Héroult, consiste en disolver alúmina en criolita molida y someter la  mezcla a un proceso de electrólisis en el que se genera aluminio y dióxido de carbono. Gracias a esto el aluminio dejó de ser considerado un metal noble.

Pero el Anteros de Piccadilly no es un caso único. El 21 de febrero de 1885 se inauguraba en Washington DC el Monumento a Washington, un obelisco de 170 metros de altura construido en mármol, granito y gneis. Hasta 1934 este monolito estaba coronado por una pirámide de base cuadrada de 23 cm de altura fabricada con el mismo material con el que hoy envolvemos bocadillos, aluminio.

P.S.: en cursiva y negrita aparece una aclaración sobre el aislamiento del aluminio por primera vez en la historia.

He de agradecer a César Tomé (@edocet) que me haya avisado del error.

Esta entrada participa en la LVIII Edición del Carnaval de Química acogido en el blog Pero eso es otra historia…

Bibliografía

HALL HEROULT: https://educacionquimica.wordpress.com/2016/02/23/hall-y-la-produccion-electrolitica-de-aluminio/

Visitantes Londres 2014: http://www.bbc.com/news/uk-england-london-32812460

Shaftesbury Memorial Fountain: https://en.wikipedia.org/wiki/Shaftesbury_Memorial_Fountain

Lord Shaftesbury: https://en.wikipedia.org/wiki/Anthony_Ashley-Cooper,_7th_Earl_of_Shaftesbury

Eros: https://en.wikipedia.org/wiki/Eros

Precio aluminio 1880: https://books.google.es/books?id=td0jD4it63cC&pg=PT29&hl=es#v=onepage&q&f=false

Napoleón III: https://en.wikipedia.org/wiki/Napoleon_III

Coste estatua: http://www.british-history.ac.uk/survey-london/vols31-2/pt2/pp101-110

Precio aluminio 1890: http://www.acs.org/content/acs/en/education/whatischemistry/landmarks/aluminumprocess.html#pittsburgh-reduction-company

https://en.wikipedia.org/wiki/Washington_Monument

Publicado en Química | Etiquetado , | 6 comentarios

La ciencia es cultura: Ciencia Jot Down

Henn Kim «Reading is Dreaming with Your Eyes Open»

Henn Kim
«Reading is Dreaming with Your Eyes Open»

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Fragmento del discurso de Federico García Lorca en la inauguración de la biblioteca municipal de Fuentevaqueros

En el mes de agosto de 1655 fueron colgadas en la Sacristía Mayor de la Catedral de Sevilla dos pinturas de los arzobispos San Isidoro y San Leandro que habían sido encargadas a Bartolomé Esteban Murillo por el arcediano Juan Federigui.

San Isidoro sujeta el báculo de obispo en la mano derecha mientras que con la izquierda sostiene el libro que lee en actitud reflexiva. Proclamado Doctor Universal de la Iglesia, fue uno de los mayores eruditos de la España visigoda y un prolífico autor.

Entre sus obras se encuentran trabajos históricos y litúrgicos, tratados de astronomía y geografía, diálogos, biografías de personajes ilustres, textos teológicos y eclesiásticos, ensayos sobre el Antiguo y Nuevo Testamento, un diccionario de sinónimos y la extensa enciclopedia Originum sive etymologiarum libri viginti (Etymologiae). Etimologías recopila en veinte libros el saber de la época, refleja la evolución de las diferentes áreas del  conocimiento desde la antigüedad hasta el siglo VII. Amalgama la diversidad y riqueza cultural de la ciudad en la que fue escrita. La ciudad acariciada por el Guadalquivir que vuelve a acoger, por tercer año consecutivo Ciencia Jot Down, un evento creado y organizado por Enrique F. Borja,  Ángel Fernández Recuero, Carlos A. García Vallejo, Clara Grima Ruíz y Alberto Márquez Pérez que pondera y difunde la cultura.

Seguir leyendo…

Publicado en Cultura científica, Divulgación | Etiquetado , | Deja un comentario

La irradiación de alimentos en NAUKAS KAUSAL VITORIA

 Irradiación de alimentos

Como sabéis los lectores del blog, antes de iniciar mis andanzas en el mundo editorial y rendirme a mi pasión irrefrenable por los libros, dediqué mis neuronas a la Protección Radiológica. Trabajé más de diez años en ACPRO, una empresa que se caracteriza por su gran profesionalidad, un lugar del que conservo muy buenos recuerdos y en el que hice amigos para toda la vida. Estos días he pensado mucho en ellos, en esa época. He viajado al pasado para preparar mi intervención del próximo 26 de mayo en el Naukas Kausal, un programa doble de charlas dirigidas a todos los públicos que se desarrollará en el marco del Congreso Internacional de Autocontrol y Seguridad Alimentaria, Kausal 2016.

En mi ponencia os hablaré de un tema que no es demasiado conocido por el gran público y que me parece de mucho interés: la irradiación de alimentos.

Pensar en la suma de radiación ionizante y alimentos puede provocar malestar a más de uno. Y es muy comprensible, puesto que en accidentes nucleares y en vertidos de sustancias radiactivas se produce la contaminación de alimentos. Pero si venís a Naukas Kausal, descubriréis que la irradiación de alimentos puede ser algo positivo y que, de hecho, es uno de los métodos más efectivos que existen para la prevención de intoxicaciones alimentarias y la conservación de los alimentos. ¿Os lo vais a perder?

Yo no lo haría, pensad que, además de mi participación, podréis disfrutar de las charlas de estas grandes figuras de la divulgación: José Manuel López Nicolás, Deborah García Bello, Ignacio López Goñi, Bittor Rodríguez, Txema Campillo, Juan Revenga, Oihana Iturbide, Juan Ignacio Pérez Iglesias, Daniel Ramón, Rosa Porcel, César Tomé LópezJosé Miguel Mulet.

Lo sé, ahora ya lo tenéis claro, vendréis al Palacio de Congresos y Exposiciones. Adjunto el programa para que podáis seguir el evento con mayor comodidad.

¡Nos vemos en Vitoria!

LOGO-NAUKAS-KAUSAL

PROGRAMA JUEVES 26 DE MAYO

SESIÓN DE MAÑANA. Dirigida a jóvenes y estudiantes

10.00-10.15 – Presentación del evento

10.15-10.30 – José Manuel López Nicolás: Bebidas energéticas, la amenaza fantasma

10.30-10.45 – Deborah García Bello: Truco o trato

10.45-11.00 – Ignacio López Goñi: Microbios que fabrican alimentos

11.00-11.15 – Bittor Rodríguez: Consumo de frutas y verduras en la adolescencia (euskera)

11.15-11.30 – Txema Campillo: Agricultura sostenible

11.30-11.45 – Juan Revenga: Destripando la información nutricional

11.45-12.00 – Oihana Iturbide: De la droga al chocolate

SESIÓN DE TARDE. Para todos los públicos

18.30-18.40 – Presentación del evento

18.40-18.50 – José Manuel López Nicolás: Las 3 claves de la investigación alimentaria del s. XXI

18.50-19.00 – Deborah García Bello: De con a sin

19.00-19.10 – Juan Ignacio Pérez Iglesias: Gazta jan zuten lehenik  [Primero comieron queso] (euskera)

19.10-19.20 – Juan Revenga: Falacias del nutricionismo

19.20-19.30 – DESCANSO 10 minutos

19.30-19.40 – Daniel Ramón: Secuenciación genómica y seguridad alimentaria

19.40-19.50 – Rosa Porcel: Intoxicaciones alimentarias

19.50-20.00 – Bittor Rodríguez: Elección de alimentos saludables (euskera)

20.00-20.10 – César Tomé López: Historia de una tapa de yogur

20.10-20.20 – Laura Morrón: Irradiación de alimentos

20.20-20.30 – José Miguel Mulet: Transgénicos

Publicado en Divulgación, Radiactividad | Etiquetado , | 3 comentarios

El «efecto Pauli» en las JAPOD16

Fotografía de CarreteDigital.com

Fotografía de CarreteDigital.com

El sábado 30 de abril asistí a mis primeras JAPOD (Jornadas Andaluzas de Podcasting) y tuve el honor de participar en el directo de La Buhardilla 2.0.

Al igual que las JPOD, el objetivo de las JAPOD es acercar el podcasting a quienes ignoran la existencia de este medio de comunicación, están interesadas en conocerlo mejor, o, sencillamente, quieren asistir a una grabación de los podcasts que les gustan en directo.

Las jornadas tuvieron lugar en el Palacio de los Marqueses de la Algaba, un importante edificio civil, propiedad del Ayuntamiento de Sevilla y sede del Área de Educación, Participación Ciudadana y Edificios Municipales, que fue rehabilitado entre los años 1998 y 2002.

Fotografía de CarreteDigital.com

Fotografía de CarreteDigital.com

El «efecto Pauli» en La Buhardilla 2.0

Durante el programa descubrimos, entre otras muchas cosas, que los participantes de un estudio publicado en la prestigiosa Plos One veían a los científicos más inclinados a cometer asesinatos en serie, incesto y necrobestialismo; que una empresa española construyó un puente levadizo al revés, o que la oferta de turismo espacial da miedito.

Por lo que a mí se refiere, si hubiese hecho un Personas con Papeles al uso, hubiese empezado diciendo que Wolfgang Ernst Pauli nació en Viena el 25 de abril de 1900 y murió en Zúrich en 1958. Que fue un físico teórico excepcional y uno de los padres de la física cuántica. Que Pauli contribuyó de forma fundamental en diversos campos de la física moderna con aportaciones como: el Principio de exclusión (por el que fue galardonado con el premio Nobel de física en 1945 y que establece que no puede haber dos fermiones en el mismo estado cuántico dentro del mismo sistema cuántico), la hipótesis de la existencia del neutrino o la hipótesis del espín nuclear.

Fotografía de CarreteDigital.com

Fotografía de CarreteDigital.com

Pero no se trataba de un programa más y, por ello, me centré en un aspecto diferente del gran genio y hablé del Efecto Pauli,  término que hace referencia a las aparentemente misteriosas averías del equipamiento técnico que tenían lugar en presencia del físico teórico. No debe confundirse con el Principio de exclusión antes citado, aunque, en broma, sus colegas solían referirse al Efecto Pauli como el Segundo principio de exclusión por el cual un equipo que funcionase correctamente y Pauli no podían estar en la misma habitación.

Los físicos teóricos, al no estar habituados al trabajo en el laboratorio, se han ganado la reputación de torpes por parte de los experimentales. Pero el “poder destructivo” de Pauli era excepcional.

Fotografía de CarreteDigital.com

Fotografía de CarreteDigital.com

En un principio se decía de él que era un manazas porque rompía el material científico de todos los laboratorios que pisaba. Pero a medida que su fama fue creciendo y visitó más laboratorios, los trabajadores de estos empezaron a percatarse de que los equipos se estropeaban aunque no los tocase. Cada vez que entraba en un laboratorio, las cosas dejaban de funcionar espontáneamente. Tanto es así que amigos suyos como el físico Otto Stern le tenían prohibido entrar en su laboratorio.

El propio George Gamow habla del efecto en su excelente libro Biografía de la física:

Un hecho totalmente enigmático, que en un principio no parecía estar conectado para nada con la presencia de Pauli, ocurrió cierta vez en el laboratorio del profesor J. Franck, en Göttingen.

Una tarde, apenas comenzadas las tareas, un complicado aparato destinado al estudio de los fenómenos atómicos se estropeó totalmente, sin razón aparente alguna. Pasado el mal rato, Franck escribió a propósito de esto una carta humorística a la casa de Pauli en Zürich, en la que le decía que en esta ocasión no era él el culpable. Tras cierto retraso, recibió una respuesta, pero el sobre mostraba estampillas de franqueo danesas. En ella Pauli le contaba que había ido a visitar a Bohr y que, más o menos a la hora del desastre en el laboratorio de Franck, su tren había estado detenido, por pocos minutos, en la estación de ferrocarril de Göttingen.

En esa época, algunas personas creyeron en el efecto, incluso el propio Pauli, a quien divertía enormemente. No es tan extraño puesto que por aquel entonces se estaba descubriendo una nueva física que parecía contradecir lo que estaba establecido hasta entonces como “real”. El mundo físico había dejado de ser determinista para ser probabilístico y todavía desconocían hasta qué punto la probabilidad afectaba a todo cuanto ocurría.

Evidentemente, en la actualidad, se considera este efecto como una leyenda urbana de la historia de la física.

Fotografía de CarreteDigital.com

Fotografía de CarreteDigital.com

Para acabar con la explicación del Efecto Pauli os dejo con un poema de Peg Duthie dedicado al efecto. ¿Quién dice que la poesía no puede ser divertida?

THE PAULI EFFECT (Peg Duthie)

Whenever Wolfgang Pauli wandered near
the entrance of a lab, it boded ill
for anything in progress. Fluids spill-
ing, beakers breaking—things would somehow ver
into an unholy chaos, regard-
less of how many times without hazard
the looked-for results had lined up, figured
neatly into the waiting proof—
“Discard
everything in your paper but the last
seven words and you’ll have a decent start—”
That was Pauli’s incinerating art:
to sear away bluster with every blast
of unrelenting logic. When he spoke,
Pauli’s friends listened, waving off the smoke

Las #JAPOD16 fueron una gran celebración del podcasting y de la amistad. Me brindaron la ocasión de escuchar en directo magníficos podcasts como Zafarrancho Vilima;  reencontrarme con amigos que hacía tiempo que no veía, ponerle cara a las voces que admiro y conocer a los oyentes de La Buhardilla 2.0 que nos apoyan semana tras semana y dan sentido a lo que hacemos.

Por todo ello, quiero darles las gracias a las personas que las hicieron posible: los organizadores Jorge Reyes y Frank Blanco.

Fotografía de CarreteDigital.com

Fotografía de CarreteDigital.com

Publicado en Divulgación, Podcast | Etiquetado , | Deja un comentario